domingo, 5 de julio de 2009

Hacia Santa María

La casona ya no existe, la mayoría de mis libros está quemada o en librerías antiguas, me temo que ya solo soy un vestigio, un exiliado en una tierra de sol improductivo.

¿A dónde huir? Los suizos son agradables, por naturaleza. ¿Hacia Santamaría, entonces? Sí. Hacia allá voy.

3 comentarios:

Vania Vargas dijo...

ay nos vidrios!!

Diego dijo...

en el Berna, a las 6.

Nancy dijo...

¡Que se diviertan!
Papaíto, necesito tu correo electrónico no institucional. podés escribirme a mayestatico@gmail.com
porfis, es una emergencia